La ola feminista recorre el país

Marzo comenzó con dos protestas feministas que cimbraron a México.

Desde principios del año, el movimiento feminista mexicano salió a relucir a través de diferentes manifestaciones y marchas públicas.  La razón de este descontento se justifica en la inacción del estado o su incapacidad para detener la ola de asesinatos y feminicidios contra las mujeres.

El pasado 8 de marzo, esta inconformidad volvió a explotar en las principales ciudades de todo el país, reuniendo a cientos de miles de mujeres para exigir un cese a la violencia contra ellas.

Durante la manifestación en la capital del país (pero que reunió a otras miles de mujeres en otras ciudades) se pudieron observar contrastes entre cada una de las asistentes, sin embargo marcharon juntas para repudiar la violencia contra las mujeres.

Durante la marcha se presentaron un par de incidentes, desde la quema de algunas puertas en palacio nacional hasta varias lesionadas a causa de objetos explosivos de creación casera.

La manifestación no terminó ese día, se extendió hasta el 9 de marzo y fue con una especie de “paro laboral”. Al principio, las organizaciones feministas buscaron que solo las mujeres faltaran a los espacios de trabajo, algunas empresas y organizaciones decidieron secundarlas, pero otras, decidieron cesar labores totalmente.

No obstante, la iniciación no terminó ahí; solo la propagación de una noticia como el golpe del COVID-19 pudo cesar el grito de este movimiento que sigue esperando un motivo para volver a tomar las calles.

Comentarios