EDITORIAL

EDITORIALTras la iniciativa impulsada por la bancada de MORENA en el pleno legislativo, los bancos se cimbraron y la bolsa mexicana tuvo su mayor caída desde hacía 10 años. Sin embargo, la aplicación y la reacción de los banqueros ante esta propuesta, reafirman la necesidad de una transformación y una mayor regulación en el rubro.

Para nadie es un secreto que los cobros impuestos por el banco, rayan en lo excesivo. Según datos de la misma Comisión Nacional para la Protección y Defensa a los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), las instituciones de la banca han generado más ingresos por el cobro de comisiones, que por los préstamos realizados durante el año 2017.

Esta prueba contundente no solo reafirma la necesidad de una regulación, sino los abusos y  cobros excesivos que los bancos vienen aplicando a la población desde hace años.

Varios países miembros de Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han impuesto topes a las comisiones de los bancos, entre estas naciones se encuentran: Alemania, Estados Unidos, Canadá, Francia y España.

Si la regulación es un hecho en varias de las naciones del mundo, ¿por qué habría de afectar al país que la población pague lo justo? El poder legislativo no debe dar marcha atrás en esta iniciativa que debió haber sido impuesta hace años, es su responsabilidad con la ciudadanía; nos lo deben a todos nosotros.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: