Inicio » OPINIÓN » ARTÍCULOS » Cuatro alcaldes que han sido reelectos en Uruapan
Pocos presidentes municipales han gobernado Uruapan más de una ocasión

Cuatro alcaldes que han sido reelectos en Uruapan

En la historia política de la Perla del Cupatitzio, algunos alcaldes han sido reelectos para gobernar el Ayuntamiento de Uruapan por votación popular o por asuntos extraoficiales, marcando una excepción notable en la tendencia que tienen las gestiones municipales uruapenses. Esta continuidad de proyectos, muchas veces refleja la confianza de los ciudadanos y otras su veces, el músculo político del edil. No obstante, cada uno de estos alcaldes ha dejado su huella en el desarrollo urbano de la ciudad, implementando políticas que han impactado directamente en los uruapenses. Sus períodos frecuentes en el cargo no solo han permitido la realización de proyectos a mediano y largo plazo, sino que también han generado debate sobre la efectividad de la reelección en el ámbito municipal. Aquí te dejamos cuatro figuras que han tenido dos o más mandatos al frente de Uruapan en el último siglo.

Valente Garibay Palafox: Un Visionario de su época

Valente Garibay Palafox, primo político del General Lázaro Cárdenas y oriundo de Peribán, dejó una huella imborrable en la historia de Uruapan. Desde la década de 1920, Garibay Palafox incursionó en la industria agrícola, contribuyendo significativamente al desarrollo de la región. Durante su época, se consolidó el Parque Nacional de Uruapan y se modernizaron las redes de drenaje en los límites de la Perla del Cupatitzio, lo que impulsó la economía local y mejoró la calidad de vida de sus habitantes.

En 1944, Valente Garibay fue elegido edil de Uruapan por el Partido Nacional Revolucionario (PNR). Su liderazgo y visión lo llevaron a ser reelegido en 1956, esta vez bajo el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Durante sus mandatos, Garibay Palafox promovió importantes obras de infraestructura, como la construcción de caminos y la mejora de los servicios públicos. Su enfoque en el desarrollo urbano y agrícola fortaleció la economía regional, atrayendo inversiones y generando empleo.

Garibay Palafox es recordado por su capacidad para unir a la comunidad y trabajar en conjunto con otros líderes locales. Su legado sigue vivo en Uruapan, donde las generaciones actuales se benefician de las bases sólidas que él ayudó a construir. La consolidación del Parque Nacional de Uruapan y la modernización de la ciudad son solo algunos ejemplos del impacto duradero de su trabajo.

Eduardo López Martínez: Figura clave del PRI uruapense

Eduardo López Martínez, otro de los destacados ediles de Uruapan, inició su primera administración en 1960. Su gestión fue notablemente fructífera, marcada por el desarrollo y la consolidación de importantes proyectos para la ciudad. López Martínez, una figura prominente dentro del PRI uruapense, contaba con el apoyo de influyentes padrinos políticos, incluido el exalcalde Valente Garibay. Su visión y liderazgo lo posicionaron como un referente en la política local.

Durante su primera administración, López Martínez se enfocó en mejorar la infraestructura urbana, ampliando y pavimentando calles, así como modernizando el alumbrado público. Además, impulsó la creación de espacios públicos, áreas verdes y la producción de arte, promoviendo un entorno más saludable y agradable para los habitantes de Uruapan. Su compromiso con el desarrollo social y económico fue evidente en cada una de sus iniciativas.

En 1978, López Martínez asumió nuevamente la presidencia municipal, marcando una de las últimas administraciones consecutivas del PRI antes de la transición partidista en 1983. Durante este segundo mandato, continuó con su enfoque en el desarrollo urbano y la modernización de la ciudad. Su legado incluye la consolidación de instituciones locales y el fortalecimiento de la comunidad, dejando un impacto duradero en la política y el desarrollo de Uruapan.

Mary Doddoli Murguía: La dama de Uruapan

Hasta ahora, Mary Doddoli ha sido la única figura política en gobernar Uruapan en 3 ocasiones

Mary Doddoli Murguía, conocida como la Dama de Hierro uruapense, ha sido una figura central en la política de Uruapan, siendo alcaldesa en tres ocasiones. Su primer triunfo electoral ocurrió en 1997, cuando se coronó como alcaldesa por el Partido Acción Nacional (PAN). Durante su primer mandato, Doddoli Murguía se destacó por su firmeza y determinación, implementando políticas que promovieron el desarrollo económico y social de la ciudad. Su liderazgo efectivo la posicionó como una de las líderes más influyentes de Uruapan.

Su siguiente mandato, de 2003 a 2006, consolidó su reputación como una líder competente y comprometida con el bienestar de los uruapenses. Durante este periodo, Doddoli Murguía impulsó la mejora de los servicios públicos, la construcción de infraestructura vial y la promoción de programas sociales que beneficiaron a las comunidades más vulnerables. Una de sus principales hazañas está relacionado con el inicio de la re ubicación de ambulantes en el centro histórico de la ciudad. Hoy en día, se recuerda su administración por su capacidad para gestionar recursos y coordinar proyectos clave.

En 2009, tras los eventos del Michoacanazo, Doddoli Murguía fue designada encargada de despacho, desempeñando un papel crucial hasta el retorno del edil electo. Su influencia en la política de Uruapan sigue siendo significativa, siendo considerada una operadora política clave en cada periodo electoral. Hoy en día, la Dama de Hierro sigue siendo una figura influyente, mostrando su compromiso con el progreso y desarrollo de la Perla del Cupatitzio.

Víctor Manríquez Gonzáles: El consecutivo

Víctor Manríquez destacó por lograr dos mandatos consecutivos

 

Víctor Manríquez González se destaca en la historia política de Uruapan como el único presidente municipal que ha tenido dos mandatos consecutivos. Aunque actualmente es militante del partido Movimiento Ciudadano (MC), fue electo en ambas ocasiones por parte del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Su capacidad de liderazgo y visión para el desarrollo de la ciudad lo posicionaron como una figura clave en la política uruapense.

Antes de asumir la alcaldía, Manríquez se desempeñó como legislador federal, donde adquirió una valiosa experiencia en el ámbito legislativo y fortaleció sus habilidades políticas. Su paso por el Congreso le permitió entender mejor las necesidades de su comunidad y preparar el camino para su futura gestión como presidente municipal. Con una sólida base de apoyo y un enfoque claro en el progreso de Uruapan, Manríquez lanzó su candidatura y fue elegido por primera vez como alcalde.

Durante sus dos mandatos consecutivos, Manríquez encabezó un proyecto sexenal que dejó un legado significativo para la ciudad. Entre sus logros más destacados se encuentra la remodelación de los primeros cuadros del centro histórico, una obra largamente esperada que revitalizó el corazón de Uruapan tras más de dos décadas de abandono. Además, su administración se enfocó en la rehabilitación de varias vialidades clave, mejorando la infraestructura urbana y facilitando la movilidad de los ciudadanos.

Solo 4 alcaldes han repetido mandato en el último siglo

El liderazgo en Uruapan ha jugado un papel clave en el desarrollo urbano y comunitario. Diferentes administraciones han llevado a cabo proyectos de modernización de infraestructura y revitalización de espacios públicos, transformaciones que han tenido un impacto significativo en la calidad de vida de los habitantes. Sin embargo, también ha habido desaciertos y controversias en algunas gestiones, que han planteado desafíos adicionales para la comunidad. La evolución de Uruapan refleja una combinación de avances y obstáculos, y continúa enfrentando retos y oportunidades que definirán su futuro en la Perla del Cupatitzio.

 

Omar Valencia

Analista, redactor y escritor a tiempo parcial, apasionado de la tecnología

Comentarios