Editorial: Veinticinco años de un eco

Hace 25 años el país era muy diferente. En ese entonces, se respiraban los vientos de cambio del nuevo milenio, pero las cosas no terminaban de transformarse. La información pública dependía enteramente de los ojos, las manos y el trabajo de los reporteros, fotógrafos, comentaristas, editores, jefes de información, linotipistas y talleristas, que día a día laboraban en los periódicos y medios locales; ellos eran los responsables de comunicar todo lo que ocurría en nuestra ciudad.

Ese era el 6 de noviembre1998 para los medios de comunicación, una época donde el periodismo se hacía a través de un sistema informativo construido y reforzado por más de un siglo. Todo esto comenzaría a cambiar cuando poco a poco las computadoras, esos aparatos electrónicos parecidos a una televisión, aparecieron lentamente en los centros de información de los medios y en las oficinas de prensa de los ayuntamientos.

Fue en ese entonces cuando, impulsada por un espíritu audaz y con la idea de ser una voz única, donde se pudieran leer temas de interés general para los uruapenses, nacería revista resumen. A través de los años, esta casa editorial se ha esforzado en ser un espacio donde se encuentren logros y oportunidades de nuestras autoridades, donde se pueda obtener información útil y general de nuestra comunidad o donde se aporte una expresión sobre lo que somos y a dónde vamos; se ha esforzado por ser la expresión de un nuevo siglo.

Gracias a esta posición editorial, voces destacadas de la región, algunas vigentes y otras ya no, algunas opuestas y otras parecidas, han estado en nuestras páginas en más de una ocasión.  Mantener esta vigencia en el medio por más de dos décadas y media, en una época donde la forma en la que nos comunicamos evoluciona cada lustro, es una tarea que no cualquiera puede hacer, se necesita una gran visión, capacidad y sobre todo, resistencia.

De ahí la importancia del papel desempeñado por nuestro fundador y director general, Federico Valencia, quién a gracias a una capacidad y versatilidad única, quién iniciando desde los talleres de los diarios uruapenses y logrando dirigir un medio de comunicación como esta casa editorial, ha trazado una trayectoria de varias décadas y ha navegado perfectamente en medio de mares tan complejos y difíciles, como lo pueden ser los círculos periodísticos de Michoacán. Sin su esfuerzo, dedicación y sus ecos, nada de esto sería posible.

Hoy en día, esta casa editorial no es la misma que hace 25 años, nos han quedado errores y aprendizajes que nos han hecho crecer de muchas formas, algunas más difíciles que otras, pero si algo se puede asegurar, es que seguimos comprometidos con ser un testigo de la historia de Uruapan por muchos años más. Gracias todos los que han caminado a nuestro lado a través de los años y han hecho esto posible de tantas formas.

 

Comentarios