Animación con Enlace Animación
Home » CULTURA » Tangáxoan: el último gobernante purépecha

Tangáxoan: el último gobernante purépecha

En el corazón de la antigua civilización purépecha gobernó una figura que dejó una huella en la historia de México: Tangáxoan Tzíntzicha, también conocido como Tangáxoan II. El también conocido como el último Cazonci, o gobernante, de Tzintzuntzan, Tangáxoan II, lideró a su pueblo durante un período de cambio y desafío. Fue un líder y un símbolo de resistencia y perseverancia. Desde su ascenso al poder hasta su trágica muerte, la vida de Tangáxoan II está llena de lecciones valiosas y momentos conmovedores que marcaron la historia de lo que hoy es Michoacán.

Infancia y Juventud

Tangaxoán nación en el corazón de la Meseta Purépecha

Tangáxoan Tzíntzicha, también conocido como Tangáxoan II, nació en el seno de la nobleza purépecha, en la región de la Meseta Purépecha, territorio ubicado en el centro del actual estado mexicano de Michoacán. Desde su infancia, fue educado en las tradiciones y costumbres de su pueblo, aprendiendo sobre la historia, la religión y la administración del Imperio purépecha-uacúsecha.

Guerra del Salitre

La guerra del salitré fue una gran derrota para Tangaxoán

 

Uno de los eventos que marcó su vida antes de asumir el trono, fue el conflicto conocido como la Guerra del Salitre en 1481. En esta guerra, intentó apoderarse de los territorios de Zacoalco, Zapotlán y Sayula, pero no logró vencer a los pueblos confederados y aliados. Lo que implicó el destierro de los purépechas de gran parte de Jalisco, Colima y el oriente oriente michoacano.

Este conflicto marcó un hito en la historia del Imperio Purépecha y demostró las dificultades que enfrentaba este sociedad previo a la llegada de los españoles.

Herencia del Trono

Tangaxoán fue nombrado cazoni durante la epidemia de viruela

En 1521, Tangáxoan Tzíntzicha heredó el puesto de su padre Zuanga, quien murió de viruela. Como irecha (gobernante), Tangáxoan II asumió la responsabilidad de liderar a su pueblo en un momento de gran incertidumbre y cambio, como lo fue la llegada de los españoles comandados por su sanguinario líder.

La Llegada de los Españoles

Los españoles llegaron al territorio purépecha tras conquistas Tenochtitlán

 

En 1522, los españoles liderados por Cristóbal de Olid llegaron a las tierras del Imperio Purépecha. Este encuentro marcó un punto de inflexión en la historia de Tangáxoan II y su pueblo. Los españoles venían de conquistar el Imperio Azteca en Tenochtitlán y su reputación de feroces guerreros precedía a su llegada.

La Rendición de Tangáxoan II

Los purépechas se rindieron esperando no ser aniquilados como los mexicas

Durante varios meses, se presentaron enfretamientos entre el ejército de índigenas liderado por los españoles y el imperio purépecha, sin embargo ante debilidad del imperio azotado por la viruela y la amenaza de una invasión mayor, Tangáxoan II tomó la decisión de rendirse para evitar una derrota como la sufrida por los mexicas en Tenochtitlan.

Este acto de rendición fue un intento de preservar a su pueblo de la violencia y la destrucción que los españoles habían infligido a otros pueblos indígenas.

Bautismo y Cambio de Nombre

Fue bautizado y se le dio el nombre de «Francisco»

Después de su rendición, Tangáxoan II fue bautizado con el nombre de Francisco. Este cambio de nombre simbolizó su aceptación del cristianismo y su sumisión a la autoridad española. A pesar de este cambio, Tangáxoan II continuó siendo una figura importante para su pueblo, manteniendo su posición como irecha bajo el dominio español.

Acusaciones de Nuño de Guzmán

En 1529, luego de que Cristobal de Olid traicionara a Hernán Cortés, el sanguinario Nuño de Guzmán arribó a la región. Este español un conquistador español conocido por su crueldad y avaricia, él fue quién acusó a Tangáxoan II de mantener ocultamente su antigua religión, alentar la desobediencia y dar muerte a cierto número de españoles.

Estas acusaciones fueron una excusa para justificar la violencia y la opresión que Guzmán y sus hombres infligieron a los purépechas.

El Juicio de Tangáxoan II

Luego de las acusasiones, fue sometido a un juicio ante españoles

Tangáxoan II fue sometido a un juicio sumario. A pesar de su rendición pacífica y su cooperación con los españoles, fue condenado en base a las acusaciones de Guzmán. Este juicio fue una clara muestra de la injusticia y la brutalidad de la conquista española.

La Muerte de Tangáxoan II

Fue condenado a ser quemado vivo

 

Tras el juicio, Tangáxoan II fue condenado a morir en la hoguera. Fue arrastrado amarrado a un caballo y quemado vivo, un acto de extrema crueldad que dejó una profunda cicatriz en el pueblo purépecha.

El destino que sufrió Tangáxoan II lo padecieron varios señores indígenas durante los primeros años del dominio hispano. Aún para 1710, los indígenas de Santo Tomás Ajusco, al sur de la Ciudad de México, recordaban los abusos cometidos por los españoles en busca de riquezas, que segaron la vida del cazonci y otros señores indígenas

La Rebelión de los Purépechas

La muerte de Tangoaxoán provocó una rebelión purépecha

 

La muerte de Tangáxoan II provocó un levantamiento entre los purépechas. Este evento dio lugar a cientos de leyendas, entre la que se encuentra la leyenda de Eréndira Ikikunari, quien se dice se convirtió en la lideresa durante el tiempo que duró la rebelión.  A pesar de la resistencia, los purépechas finalmente fueron sometidos por los españoles.

La vida y muerte de Tangáxoan Tzíntzicha, también conocido como Tangáxoan II, el último Cazonci de los purépechas, es un testimonio la fortaleza de su pueblo. A pesar de la injusticia y la brutalidad de su muerte, su legado vive en la historia y la cultura purépecha. La historia de Tangáxoan II y el levantamiento del pueblo purépecha tras su muerte son un recordatorio de la rica historia del pueblo purépecha y de los costos humanos de la conquista española.

 

Comentarios