El cáñamo industrial podría sustituir productos derivados del petróleo: Mayela Salas

Uruapan, Michoacán a 15 de diciembre de 2020.- Con la finalidad de mitigar el impacto ambiental que sufre Michoacán a causa del cambio climático, surge la esperanza que habría de contener y remediar los daños causados a los recursos naturales con la siembra de cáñamo.

La iniciativa es impulsada por la Diputada Local Mayela Salas Sáenz, quien realizó una plantación con fines de investigación y estudio, en conjunto con Pablo Luna y Erick Legaria de la Cooperativa CannaMich; para hablar ante medios de comunicación del proyecto, sus propiedades, su procedimiento y sus múltiples beneficios.

Al respecto, Mayela Salas dijo que este derivado del cannabis no contiene el THC, (tetrahidrocannabinol) que es el activo psicotrópico prohibido, el cáñamo produce una masa vegetal importante absorbiendo y almacenando una cantidad considerable de CO2 por fotosíntesis. El crecimiento de una tonelada de paja requiere la absorción de aproximadamente 1,7 toneladas de CO2 y libera (en volumen) otro tanto de oxígeno. Una hectárea de cáñamo absorbe, durante el crecimiento de la planta hasta su madurez, entre 10 y 15 toneladas de CO2.

Señaló la importancia de comenzar a tiempo con acciones en pro del medio ambiente, «pues estamos a nada de desaparecer los recursos naturales, la siembra de cáñamo es la solución, porque además absorbe metales pesados que se filtran a los mantos acuíferos y podría ser una barrera ante el uso excesivo de agroquimicos utilizados en otros cultivos», dijo.

Por si fuera poco, cada parte del cáñamo puede ser usada para algo, así que no hay desperdicios: la parte leñosa del tronco se utiliza para la construcción, con las fibras se pueden hacer paneles de automóviles, ropa o papel, y las semillas se pueden utilizar como alimento o aceite. Así que es un muy eficiente y es un material cien por ciento renovable.

Destacó que Michoacán sería pionero en todo el país, sólo falta voluntad política para que sea regulado, por ello se suma, para que desde el quehacer legislativo se contribuya en promover la industria del cáñamo, como una fuente sustentable en favor de la salud, del medio ambiente y de la economía.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: