Inicio » OPINIÓN » ARTÍCULOS » La crisis policíaca de Uruapan

La crisis policíaca de Uruapan

La perla del Cupatitzio está teniendo una crisis de cuerpos policíacos. No es un secreto que la seguridad en Uruapan ha sido una problemática desde las últimas décadas, sin embargo, aunque siempre se encontraron el ojo del huracán, los cuerpos de seguridad nunca habían tenido una presión social como la que parece afectarlos hoy en día.

Las quejas están en varios niveles

Durante el desfile del 20 de noviembre del año 2023, destacó la imagen de unos jóvenes de una de las secundarías públicas de la ciudad. Sostenían una cartulina con un mensaje breve pero contundente, “Queremos policías que nos den seguridad, no policías que nos den miedo” decía en letras grandes el cartel que sostenían.

Los jóvenes transitaron varias cuadras con los carteles hasta que les fueron retirados pocas cuadras antes corazón del centro histórico. Estas palabras, son el eco de las quejas que han venido apareciendo de forma cada vez más frecuente en la ciudad del río Cupatitzio, muchas de ellas relacionadas con el actuar de elementos de seguridad.

No paso ni un mes cuando nuevamente elementos de seguridad se vieron envueltos en otro escándalo que esta vez involucraba a un legislador federal.

Conflicto político

El último fin de semana de noviembre del 2023, el polémico legislador federal Carlos Manzo se vio envuelto en un conflicto directo con elementos de seguridad de Uruapan. Todo comenzó cuando el diputado abordó a una patrulla que retenía a una camioneta conducida por una mujer acompañada de sus hijas.

Tras un intercambio de palabras, el legislador fue detenido, agredido y trasladado en una patrulla de seguridad pública por varias calles de la ciudad hasta que esta tuvo que liberarlo por presión de una turba enfurecida.

La noticia inmediatamente comenzó a circular en redes sociales y varios de los medios nacionales. El legislador, famoso por su alcance digital, inmediatamente volvió a tener los ojos de la ciudad sobre él.

El gran ganador

En menos de 24 horas, el legislador preparó un mensaje que difundió a través de su perfil oficial de Facebook. El discurso que manejó, fue directo a la yugular del gobierno estatal, aludiendo directamente al gobernador y al secretario de seguridad pública estatal y compatibilizándolos del incidente con los elementos de seguridad pública.

Como era de esperarse, la noticia tuvo un gran alcance en redes sociales y convirtió al legislador en tendencia política a nivel regional. El evento, inevitablemente tendrá un impacto positivo para el legislador, que ha quedado bien parado en el conflicto y que justamente se encuentra en medio de una campaña de recaudación de firmas para convertirse en senador de la república.

Una solución integral

Este es un tema que preocupa a los uruapenses y que será fundamental para las elecciones del 2024, el dirigente o político que sea capaz de abordar la situación en una forma práctica, útil pero sobre todo convincentemente, tendrá una ventaja sobre grande su adversario.

Sin embargo, más allá del lucro político y las facturas electorales que puede significar abordar de forma equivocada el tema, habrá que tomarse un tiempo para pensar, ¿qué circunstancias han llevado a que esta situación ocurra? ¿qué podemos hacer como ciudadanía y qué deben hacer los gobiernos estatales y municipales para resolverlo? ¿hasta donde empieza y termina la responsabilidad de cada uno?

 

Omar Valencia

Analista, redactor y escritor a tiempo parcial, apasionado de la tecnología

Comentarios