Fondo y Trasfondo de la Política

Por Carlos Alonso

En la carrera final de este 2019, alcaldes y gobernadores de nuestro país, se han visto en la imperiosa necesidad de buscar recursos financieros extras para poder sobrellevar las responsabilidades de un gobierno; han apelado a otros esquemas de trabajo que les pueda redituar recursos presupuestarios adicionales y responder a los ciudadanos con resultados positivos. En aquel diciembre de 2018, nunca se pensó que la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder, representaría una seria limitante para aterrizar recursos financieros para estados y municipios. Ejemplo claro de la diferencia que se ha vivido de años anteriores con este 19, ha sido el alcalde Víctor Manuel Manríquez González, pues su primer periodo de gobierno se caracterizó por la ejecución de obra pública durante tres años consecutivos gracias al ramo 023, mediante el cual se podían bajar recursos a través de partidas que se asignaban a legisladores federales. Mediante esta modalidad, pudieron apoyar en su momento a Uruapan, personajes como Raúl Morón Orozco Angel II Alanis Pedraza, Marko Cortés Mendoza; en su momento legisladores locales como Manuel López Meléndez o Francisco Campos Ruiz y Belinda Iturbide, entre otros. No solo eso, sino que, aunado a ello, se podían hacer gestiones ante dependencias federales, en muchas ocasiones, con resultados positivos, como lo hizo en su momento Juan Rafael Elvira Quesada, como entonces secretario de Estado, al asignar recursos para el parque nacional de Uruapan, y edificar, lo que hoy conocemos como Parque Lineal. También se podía apelar a subejercicios de recursos financieros de otros municipios o estados del país ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. En fin, la gama de acceso a recursos presupuestarios se ampliaba tanto como un abanico de oportunidades. A un año de la llegada de López Obrador al poder, los escenarios de la gobernabilidad han cambiado en todos los sentidos, y tanto presidentes como gobernadores buscarán por todos los medios, tener acceso a más recursos económicos, mediante la vía de los impuestos en servicios, lo que significa que en consecuencia quienes deberán pagar los platos rotos, serán los gobernados. Así, al día de hoy, pesa sobre los legisladores federales y estatales la “bondad” de pagar más, si es que son aprobados, a nivel federal el paquete económico que presentó Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda, con gravámenes hasta para quienes hacen sus ventas por catálogo, o en su caso, para quienes usen plataformas digitales como Netflix y no ser diga, los artículos suntuosos.  A nivel estado el secretario de finanzas Carlos Maldonado Mendoza, recibió las instrucciones del gobernador Silvano Aureoles Conejo de no proponer impuestos que lesionen la economía de los michoacanos, de ahí que seguramente serán los mismos gravámenes que se aplicaron en el 2018. Por lo que se refiere a Uruapan, correspondió al tesorero José Luis Benjamín Robledo Ortiz presentar la propuesta de Ley de Ingresos de 2020 y aunque no se habla de aumento de impuestos, se dice que los ajustes serán en función del índice inflacionario, así que, en consecuencia, si vienen los ajustes; según nos lo dictamina la lógica básica. Bajo este contexto, olvidar que Andrés Manuel López Obrador, es y será Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México por 5 años más, representaría tanto como bajar la guardia en una presencia, permanencia e incluso contienda en lo electoral, donde impere el equilibrio de poderes o pesos y contrapesos que le den a México la fuerza política que ha tenido en este último siglo y esto lo entendieron tanto, quienes fueron artífices de su desarrollo en el PRI, que hoy muchos de ellos, – los de origen y formación priista – siguen presentes en este proceso evolutivo aunque en un partido de color diferente. Sin embargo, quienes saben de este proceso o lo intuyen, y que tendrán que enfrentar lo complicado de una contienda electoral frente a un partido avasallador como Morena, son aquellos que han ahorrado en una bolsa económica durante este mismo 2019, al no efectuar obras públicas, no pagar a proveedores, bajar sueldos de trabajadores, aplicar políticas de austeridad, y con poca o nula respuesta a los ciudadanos en sus demandas más apremiantes. Y no es que se refiera uno, a alguien en particular, pero si de por sí, comentamos de lo doloroso que ha sido no recibir recursos financieros extraordinarios para sufragar gastos programados en los órdenes municipal y de las entidades federativas, entenderemos ahora, algunos de los motivos por los que se pretende convocar a una gran alianza entre el PRI, PAN, PRD y MC.  Mientras tanto en Michoacán los sectores afectados para 2020 seguramente serán el campo, el magisterio, el sector de la construcción, amén de los ciudadanos que estarán a la orden para pagar los impuestos que le vengan de su municipio, del estado o de la federación…

 

 

Comentarios