Acto cobarde aprovecharse de la desaparición de Jéssica

Morelia, Michoacán 25 de septiembre 2020.- El titular de la secretaría de Desarrollo Económico del estado (SEDECO), Jesús Melgoza Velázquez, calificó de “doloso y mala fe”, el intento de vincularlo con la desaparición de Jéssica González, ocurrida el pasado 21 de septiembre en la capital michoacana. “Es inhumano aprovecharse del dolor de la familia de esta joven para intentar perjudicarme”, señaló.

A través de redes sociales se pretendió responsabilizar al funcionario de “entorpecer las investigaciones del caso” debido a que, la última persona que estuvo con Jéssica González fue un joven llamado Diego Melgoza, supuestamente sobrino del titular de SEDECO. La única base para la torcida analogía es el apellido del presunto responsable de la desaparición.

Según las publicaciones en los medios digitales (que aparecen sin firma ni origen de la autoría), el nombre de la madre del joven Diego es, Anaid Yael Melgoza Camargo y el padre Bruno Urik Mañon Estrada. El nombre “oficial” del señalado es, Diego Mañon Melgoza. Además, el apellido materno del funcionario es “Velázquez ” y el de su supuesta hermana, Camargo. No hay coincidencia filial.

Sin medir las consecuencias que podría acarrear el embuste, que además distrae la atención de las pesquisas descalificando el esfuerzo de la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGEM), se pretende hacer creer que existe un perverso tráfico de influencias para evitar dar con el paradero de la joven, poniendo también en entredicho la autonomía de la FGEM y la propia investigación.

“Es una cobardía total que desde el anonimato de las redes sociales alguien se atreva a acusarme, sin ningún sustento o prueba. Lamento que existan personas de tal calaña y sin escrúpulos o respeto para el dolor de la familia de Jéssica. Esos canallas deben ser el objetivo de la indignación de la sociedad”, señaló en entrevista Jesús Melgoza”.

Comentarios